Educar es nuestra tarea, la Excelencia nuestra meta!!!
Aula Virtual.png youtube.png

Facebook y Twitter

10.7.-Centro Educativo 80536

La construcción de esta obra pública, que primitivamente era de la Escuela Elemental N° 2769, dirigida por el entusiasta y muy capaz profesor señor don Carlos Alfaro Reina, tiene como otras obras públicas su singular historia de participación ciudadana. Que se manifestó no solo en el trabajo comunal el haberlo construido, sino también en los aportes de ciudadanos y ciudadanas y eso también es valioso y de mucha importancia, donde apoyaron no solo las autoridades y ciudadanos notables sino también los profesores, organizando actividades diversas a favor de dicho centro educativo.

Mama Lala Vega Salcedo de Mannucci a su Abuelita Laura Pastor de SalcedoEn la revista “CACHICADAN” N° 02 de 1986, aparece una crónica firmada por el señor Carlos Alfaro Reina, en la misma que describe hechos emocionantes de participación ciudadana para la construcción de esta obra y la ampliación del área del terreno que comprende a la fecha dicho centro educativo. Aquí no hacemos sino transcribir una parte de dicha crónica, porque pensamos que se ajusta plenamente a la verdad. “Todo 1957, se buscó terreno sin conseguirlo”. En las vacaciones los dos maestros (Don Carlos Alfaro Reina y don Salomón Camacho Sáenz), visitamos a la conocida dama trujillana Laura Vega de Mannucci, para pedir su apoyo económico con que comprar el terreno. Esta buena señora nos dijo: “Busquen el terreno adecuado y me avisan para comprarlo”

Continúa la narración de don Carlos, simultáneamente iniciamos otra gestión, una de ellas muy singular.

Dialogamos con los niños Santiago y Hugo Pérez Villalobos, de esta manera:

-Miren niños, este local es tan estrecho, verdad? Indicamos que la escuelita todo el año escolar de 1957, en que fue creada funcionó en una casa alquilada en la calle Raimondi, incómoda por supuesto.

- Sigamos el diálogo: Sí señor, decían con dulzura infantil;

-Los padres de ustedes tienen muchos terrenos en este lugar, No?

- Sí tenemos varios terrenos.

- ¿Ustedes podrán hablar con sus padres para que nos vendan un terreno para nuestra escuelita?.

- Sí señor lo vamos a decir, hasta que acepten.”

Una tarde memorable, recibimos la visita del señor Absalón Pérez Álvarez, padre de nuestros pequeños gestores; al saber que se nos había negado la gestión hecha hasta ese día. Nos dijo: “Vemos que están sufriendo por conseguir un terreno; yo y mi señora, y por gestión de mis niños, hemos decidido obsequiar el terreno de 1500 metros cuadrados, de la calle Gálvez para el local de nuestra escuela.”

Continúa don Carlos diciendo: “Esa noche, hubo fiesta grande en el pueblo. La emisora local dio la felíz noticia, y la respuesta fue la felicitación de muchas personas, a través de más de 100 dedicatorias musicales. El respetable y muy recordado ciudadano don Alberto Aranda García, se acercó a la Emisora Local para felicitar tan bello gesto de los esposos Pérez Villalobos, ofreciendo en ese instante, toda la madera que se necesite y que haya en sus bosques; lo cual cumplió, el señor Miguel Deza se acercó para felicitar el gesto y para entregar su cuota en efectivo; don Malaquías Nuñuvero ofreció una camionada de piedra que se hizo efectiva al siguiente día. Las felicitaciones y donativos siguieron...

En 1958 los trabajos se iniciaron, sumando toda clase de aportaciones, había derroche de fervor y entusiasmo cada día. Salomón Camacho, profesor cajamarquino, haciendo gala de su gran espíritu de trabajo, a las 5.30 a.m. tocaba la puerta del Director para hacer los trabajos programados de ese día. ¡Que lindos días aquellos!, dos hombres movilizando alegremente a todo un pueblo, para hacer una gran obra. Algunos decían, no aceleren mucho, más despacio.

“En 1959, se terminó el primer pabellón, que lleva su nombre: Esposos Pérez-Villalobos”, como homenaje al gesto de desprendimiento que tuvieron, y que, en verdad, fue el que encendió la chispa para la acción, que no pararía hasta terminar la obra.” “En una inolvidable fiesta de inauguración del instrumental de Banda de Guerra, también se inauguró las puertas de cedro, que donó el señor Pablo Porturas Hoyle, hacendado de Angasmarca.

“En 1960, nos instalamos en el nuevo local. Ese año se llevó a cabo una gira, visitando los pueblos de la ruta hasta Pasto Bueno, llevando una velada, con cuyo producto se compró un lote más de terreno, de propiedad del señor José Quezada. Artífices de esta gira, fueron otra vez, el profesor Camacho, su esposa Yolanda Becerra y su hermana María Camacho, también profesoras, los actores en su mayoría fueron miembros del Patronato Escolar. Esa gira duró diez días y la mayor parte lo hicimos a pie.

En 1961; 1962 y 1963 se siguió trabajando los pabellones segundo y tercero hasta su terminación ya con los recursos propios y también con partidas especiales, conseguidas por la gestión de los diputados Carlos Roca, primero y Luis Cáceres Aguilar después; bajo la dirección del maestro albañil Humberto Gallardo Caballero y el segundo y tercero a cargo del maestro albañil Leoncio Reina. En 1964, ya tenía la primaria completa y un personal docente de seis personas incluido el Director. Ese año se inicia la gran inquietud educacional. Se crea el Colegio Vespertino Municipal “San Martín de Porres”, usando como local el de la Escuela 2769. El año de 1966. Se estableció la Filial de la Escuela Normal Superior Mixta “Indoamérica”; que también funcionó en el mismo local, en el turno de la noche.

Extracto del Libro: Cachicadan Geoshistoria y sus Historias Páginas 183-185

 

ENLACES DE INTERÉS

Ministerio de Educación

ugel

logo siagie

beca 18

grell

Sineace

iecaceres

RECURSOS EDUCATIVOS EXTERNOS

Donación Promoción 1978